Saltar al contenido

Granos de café: 4 usos poco conocidos

Los posos de café entran en la categoría de productos de limpieza ecológicos. Si está utilizando una cafetera de filtro o una máquina de café que funciona sin monodosis o cápsulas, ya no tire los posos a la basura. Se puede utilizar tal cual sin necesidad de transformación. Este producto natural le servirá de muchas formas diferentes a diario y le ayudará a ahorrar dinero.

Granos de café contra los pulgones

Los pulgones son los principales enemigos de las rosas. Utilizado como repelente natural, los posos del café los repelerán radicalmente. Cuando este producto ecológico esté completamente seco, basta con esparcirlo uniformemente al pie de tu rosal. Por un lado, ahuyentará a los pulgones, pero también a las babosas y las hormigas. Y por otro lado, servirá como fertilizante para tu planta y contribuirá a su embellecimiento.

Desbloquee la tubería con posos de café.

¿Su tubería tiende a obstruirse y producir malos olores? Piense en los posos de café para mantenerlo eficazmente. La operación debe realizarse antes de que su fregadero, lavabo o ducha esté completamente bloqueado.

Para hacer esto, primero coloque una taza de café molido dentro de la tubería. Luego vierta un litro de agua hirviendo. Este producto natural limpiará toda la pared y posteriormente suavizará la circulación. Después de este tratamiento, sus tuberías quedarán como nuevas.

Granos de café para luchar contra los malos olores

Los posos de café también son un desodorante natural muy eficaz. Puede absorber fácilmente el mal olor que deja un trozo de queso rancio en la nevera, el olor a humedad de su armario o el olor a humedad en el sótano de su casa.

Simplemente coloque una pequeña caja llena de posos de café dentro. Este producto absorberá todos los malos olores después de 24 a 48 horas. Si estos aún no han desaparecido por completo después de este período de tiempo, no dude en repetir la operación cambiando los posos de café.

Desengrasar una sartén con posos de café

Los residuos de grasa en la sartén a veces son rebeldes, por lo que es difícil desengrasarla. Con los posos de café, la mancha desaparecerá en unos minutos como por arte de magia. Su eficacia es, sin duda, para limpiar todo el equipo de cocina y los utensilios de cocina sucios.

El proceso es sencillo. Primero, tome una pequeña cantidad de café molido y vierta unas gotas de detergente líquido. Cubre el fondo de tu sartén con esta mezcla. Déjalo actuar unos minutos para que tenga tiempo de absorber toda la grasa. Deshazte de la mezcla limpiándola con toallas de papel.

En un segundo paso, coloque los posos de café solos en el fondo de su sartén. Luego frote suavemente la superficie con una esponja suave. Enjuaga bien y verás que los rastros de grasa desaparecen sin ningún esfuerzo.

Tenga cuidado, los posos de café son bastante abrasivos. Ten esto en cuenta si tienes una sartén de cerámica o una olla con revestimiento antiadherente.